Nuevas leyes de difamación en el Reino Unido

Los cambios propuestos en las leyes de difamación del Reino Unido que se incluyeron en el Discurso de la Reina la semana pasada tendrían un profundo efecto en las reseñas en línea.  El Gobierno ha dejado claras sus intenciones de apoyar la libertad de expresión, al tiempo que permite a los demandantes proteger su reputación asegurando la retirada del material difamatorio sin demoras indebidas, y de abordar los problemas causados por el anonimato.

Los sitios de reseñas que publican comentarios anónimos tendrán que actuar como intermediarios en la resolución de litigios sobre contenidos difamatorios. Al recibir una denuncia, los propietarios de la web estarán obligados a ponerse en contacto con el autor y averiguar su identidad. Si esto no es posible, los propietarios de los sitios deberán retirar el material o afrontar ellos mismos la responsabilidad.

Si se establece contacto y la reseña sigue siendo objeto de disputa (es decir, un autor identificado mantiene lo que ha escrito), el sitio web estará obligado a comunicar la identidad del autor al denunciante para que pueda llevarse a cabo un proceso judicial. Como el material seguiría publicado durante el litigio, el gobierno ha dejado claro que el proceso tendría que ser rápido y se centraría en la orden de retirar el material más que en un procedimiento completo por difamación. Por supuesto, el sitio web se verá obligado a retirar el contenido después de recibir la orden.

Así, será mucho más fácil y rápido para las víctimas de la difamación emprender acciones efectivas. Podrán obligar al sitio web a retirar el material o a comunicar la identidad del autor. También se atajará sin duda un enorme porcentaje de falsas reseñas negativas. Además, quedará muy claro cuántas reseñas dudosas o falsas hay en los sitios de reseñas, un factor que podría socavar definitivamente su credibilidad.

Evidentemente, esto es una buena noticia para los que son difamados, pero también conlleva toda una serie de cuestiones, como:

¿Qué es lo que constituye una difamación y, por lo tanto, permite a una persona o a un empresario presentar una reclamación con arreglo a estas nuevas normas?

Dichas reclamaciones deben basarse en la falsedad y el "grave perjuicio". Es probable que la mayoría de los propietarios de empresas que han sufrido una reseña anónima y negativa que se publica en un sitio influyente (es decir, que aparece en los primeros puestos de los resultados de búsqueda en línea), aleguen que los comentarios son falsos y que causan un grave perjuicio, es decir, que crean una coacción financiera y emocional. Los propietarios del sitio web no estarán en condiciones de juzgar los méritos de estos factores, por lo que tendrán que iniciar el proceso de mediación. Es probable que se vean inundados de reclamaciones y que sus costes aumenten considerablemente. Es muy probable que no puedan sostener la viabilidad con este responsabilidad.

En el caso de la industria hotelera, que es el sector más destacado en cuanto a las reseñas en línea, se prestará mucha atención a las alegaciones graves, como la intoxicación alimentaria y las chinches. En el pasado se han utilizado con demasiada frecuencia de forma falsa y malintencionada, y es probable que los autores tengan que justificar sus afirmaciones. Esto es bueno en sí mismo, ya que, sobre todo en el caso de las intoxicaciones alimentarias, en lugar de afirmaciones dudosas o incorrectas, puede llevar a informar adecuadamente a las autoridades siempre que sea posible para proteger al público. También servirá para proteger a las empresas de reclamaciones infundadas, algunas de las cuales son totalmente falsas y otras son presunciones erróneas, ya que las causas de las enfermedades gastrointestinales son complejas y a menudo no se comprenden aspectos como el periodo de incubación. Hay decenas de miles de revisiones de este tipo que ahora son susceptibles de ser impugnadas.

Todas las empresas y los ciudadanos pueden verse afectados por la difamación en línea y la cuestión de definir el daño grave tendrá que tener en cuenta la naturaleza de la empresa en particular, por ejemplo, los profesionales del derecho y de la salud que son acusados de negligencia o incluso, como KwikChex ha tratado recientemente, una funeraria acusada de insensibilidad y tardanza. Otras acusaciones comunes, como las relacionadas con la delincuencia, incluido el uso de palabras como "estafa", timo y "fraude", también ocuparán un lugar destacado en la lista de desafíos y en la exigencia de probar dichas acusaciones.

Los peligros del acoso a los auténticos revisores

Los autores de reseñas que deseen mantener sus comentarios verán revelada su identidad y podrán ser sometidos a un proceso judicial. Pero lo más importante es que habrá que asegurarse de que no se conviertan en víctimas de acoso por parte de los denunciantes, que dispondrán de su identidad y datos de contacto y que podrían utilizar tácticas de acoso para intentar obligar a los autores a retirar los comentarios justos.

Jurisdicción - y nuevos tipos de "turismo de difamación

Puede ser posible que las empresas no británicas sigan utilizando las leyes del Reino Unido para presentar reclamaciones y emprender acciones legales. Esto es particularmente cierto cuando se puede demostrar que hay un número significativo de clientes con sede en el Reino Unido que podrían verse influenciados por el material difamatorio. En el caso de muchos hoteles y otros operadores del sector del ocio y la hostelería, es probable que se trate de un porcentaje muy significativo.

Por otro lado, los editores de reseñas pueden tener su sede en el extranjero e intentar argumentar la jurisdicción para intentar no acatar las leyes del Reino Unido. En la actualidad, grandes empresas como TripAdvisor y Google reconocen y respetan las leyes británicas, al igual que las que tienen su sede en países de la UE. Sin embargo, muchos sitios web más pequeños pero influyentes con sede en el extranjero no reconocen la jurisdicción del Reino Unido. Esto podría llevar a un aumento de los carteles maliciosos que se dirigen a estos sitios para atacar a las empresas y ciudadanos británicos (y de la UE), lo que podría socavar enormemente la eficacia de la legislación del Reino Unido.

KwikChex ya aportó su opinión sobre estos temas y enviará nuevas observaciones al Ministerio de Justicia, especialmente en lo que respecta a la formulación de recomendaciones para evitar el acoso a los revisores auténticos y justos y una posible avalancha de impugnaciones vejatorias.

Procesamiento penal

Además de los cambios propuestos en las leyes civiles, se está produciendo un aumento de los casos denunciados a la policía en virtud de las leyes de acoso o comunicaciones maliciosas. Cuando los ataques malintencionados son persistentes y/o numerosos, las víctimas pueden presentar denuncias ante la policía que pueden llevar a la persecución penal de los autores. Consideramos que es muy probable que esta tendencia al alza continúe, lo que supondrá una carga excesiva para los recursos policiales.

Otros contenidos polémicos en línea

Por supuesto, no sólo las reseñas entrarán en el ámbito de aplicación de la nueva legislación, sino también cualquier contenido polémico publicado en línea que implique alegaciones controvertidas, *(especialmente los blogs), lo que dará lugar a nuevos desafíos. Google se verá sometido a una presión especialmente severa debido a sus diversos recursos que se utilizan en la difamación en línea, como las reseñas de Google, los blogs y YouTube.

Soluciones adicionales e inmediatas

KwikChex está presionando con medidas inmediatas que creemos que identificarán claramente los elementos deshonestos en las opiniones en línea al someter muchos sitios y casos a un mayor escrutinio. Creemos que estas acciones obligarán a los editores/distribuidores de opiniones en línea a realizar cambios y resolver problemas y casos específicos. Se centrarán tanto en el material difamatorio y de odio como en las empresas que publican falsas buenas críticas para engañar a los consumidores. El efecto será reforzar la libertad de expresión y evitar que se convierta en libertad de engaño.

Publicado por Editor

Los comentarios están cerrados.