Un tribunal de Oregón dice que se puede demandar por difamación a un comentarista en línea que critica a una empresa

TheOregonianCréditos: The Oregonian
Por: Aimee Green

¿Está pensando en publicar una mala crítica sobre su última experiencia gastronómica, el médico que consultó o el contratista que contrató? Mejor piénselo dos veces, si no quiere que le demanden.
Ese es el mensaje de facto que el Tribunal de Apelaciones de Oregón envió el miércoles, cuando dio nueva vida a una demanda por difamación de $7.500 presentada por el propietario de un local de bodas al aire libre al noroeste de Eugene. El caso es uno de los primeros en Oregón que pone a prueba la protección de los consumidores que publican sus opiniones en Internet, incluso en sitios como Yelp, Google Reviews, Angie's List, Facebook y Twitter.

Extractos anteriores y leer el artículo completo en www.oregonlive.com

Publicado por Editor

Comments are closed.